Archive for 31 enero 2007

h1

Cyberfeminismo

2007/01/31

Ellas son VNS Matrix. Cre-acción para un mundo cyborg. Ciencia… ¿Ficción?

[su web: http://lx.sysx.org/vnsmatrix.html]

Anuncios
h1

Ciencia Ficción y Mujeres

2007/01/31

Acabo de añadir un enlace a una página (de estética bastante cutre) donde se pueden encontrar un montón de listados de autoras de sf, fantasía…

[Ya, ni Blade Runner ni Dune tienen nada de feministas, pero es que me encanta Sean Young! …o Rachael y Chani…?]

Además, en la Biblioteca de Mujeres tienen una enorme bibliografía, muy bien organizada, y muchas obras allí disponibles.

La verdad es que hasta ahora la única autora de sf que conocía era Ursula K. LeGuin y, sí, es muy agradable leer obras (por cierto, de mucha calidad literaria) donde las mujeres no sean una mera comparsa o, en el peor de los casos, el trofeo/obstáculo de las aventuras del héroe.

¿Me recomendáis especialmente alguna?

[Otro día hablamos de Xena…]

h1

Yuri manga :: Strawberry Panic!

2007/01/26

A medio camino entre el  shōjo-ai (literlamente “amor entre chicas”) y el yuri (“lirio”, que en Japón hace referencia a relaciones homosexuales), está este fantástico anime en el que, a lo largo de sus 26 capítulos, no aparece en ningún momento ningún personaje masculino, ni siquiera se hace referencia.

 

El dibujo es muy bueno, el ritmo algo más dinámico que en la mayoría de los shōjo (¡ojo! eso no quiere decir que sea rápido) y aunque los personajes son un poco planos, las relaciones entre ellas son tan ricas y variadas que se convierten en verdaderas protagonistas de la historia. [En la imagen, Shizuma-sama y Nagisa-san; aunque mi favorita es Chikaru:]

 

Me encantaría saber a qué público está enfocado este subgénero en Japón y si refleja algún tipo de realidad social o es pura ficción… creada para la mirada femenina.

h1

Teoría Queer

2007/01/22

“¿Pero qué es exactamente eso de Queer?”

Cada vez que me hacen esta pregunta, mientras tomamos unas cañas, me echo a temblar. “Bueno, pues es…”

Para todas las que no lo tenéis claro, aquí van unas palabras que seguro os sirven mucho más que mis torpes intentos. Lo copio de la contraportada de David Córdoba, Javier Sáez y Paco Vidarte (eds.) 2005 Teoría Queer. Políticas bolleras, maricas, trans, mestizas. Madrid, Egales (para ir a la web de esta interesantísima editorial, pinchad aquí).

“(…)La incorporación de la cultura gay dominante al mercado capitalista, la crisis del Sida y las luchas iniciadas por lesbianas y transexuales, chicanas y negras a finales de los 80 dieron lugar a una serie de movimientos políticos sociales y radicales que serán después elaborados por la academia en lo que se denomina “teoría queer”.

(…) Lo queer no es ninguna teoría, son multitudes marginadas, excluidas, personas que han sido expulsadas de sus casas o de sus lugares de origen y que viven en situaciones sociales y económicas difíciles. El análisis de esos procesos de exclusión dio lugar a lo que llamamos teoría queer, que no es una teoría cerrada o un corpus de saber, es un conjunto de herramientas críticas para la intervención política: críticas de la normalidad heterosexual, de las prácticas biopolíticas de la medicina y del estado sobre los cuerpos enfermos y sanos, de las mutilaciones que sufren l@s intersexuales, de la mirada colonial sobre las inmigrantes bolleras, trans o maricas, de la apropiación académica de las luchas populares, de la rigidez de las marcas de género con que se excluye a las personas transexuales.

(…) Lo queer supone una apertura de líneas de fuga que corrompen el sistema binario y naturalizado de sexo y género. Es una forma de resistencia al régimen biopolítico en que vivimos: el “heterrrorismo” internacional.”

Como veis, muy foucaultiano.

Además de este libro, os recomiendo que leáis (está online aquí, no hay disculpa) El eje del mal es heterosexual. Figuraciones, movimientos y prácticas feministas queer, de Carmen Romero Bachiller, Silvia García Dauder y Carlos Bargueiras Martínez (Grupo de Trabajo Queer), de la editorial Traficantes de Sueños.

Sugerente, ¿no?

h1

Lavapiés

2007/01/15

Cuenta la leyenda que en Lavapiés (Madrid) vive al menos una persona de cada nación del mundo…

h1

La pianista y la secretaria

2007/01/02

 Cuando cogí en la biblioteca el libro de Elfriede Jelinek (premio Nobel en 2004) La pianista pensaba que me iba a encontrar con una obra explícitamente feminista y transgresora. La confusión vino por la interpretación de dos conocidas que lo consideran, usando las palabras de Judith Butler, un ejemplo de cómo “el aparato disciplinario fracasa a la hora de reprimir la sexualidad, precisamente porque el aparato mismo es erotizado convirtiéndose en la ocasión de una incitación a la sexualidad y, por tanto, de la anulación de sus propios fines represivos.” (Bulter, Judith, 2001, Mecanismos psíquicos del poder. Madrid, Cátedra)

Y no digo que no, pero… Aunque la novela esté escrita con un estilo muy original e hipnótico y el tema principal que trata sea el micropoder, la historia resulta tan dura que veo a Erika, la protagonista,  más como una víctima del sistema que como un ser con agencia propia.

Tengo este problema de percepción con todas las narraciones sobre s/m. Aunque, muy probablemente, precisamente sea ahí donde radica la esencia del s/m y el motivo por el que La pianista resulta tan inquietante: la ambigüedad de estas relaciones de poder, la imposibilidad de determinar quién domina a quién y la duda constante de si en algún momento “Erika existe”.

En la película Secretary, también protagonizada por una mujer que se busca a sí misma a través del sadomasoquismo (aunque en un tono mucho más ligero que La pianista) nos ofrecen explícitamente una solución: cuando el jefe le pregunta a Lee, la secretaria “¿Por qué te cortas?” él mismo aventura “¿Es acaso que el dolor interior tiene que salir a la superficie y cuando este dolor se hace visible te das cuenta al fin de que existes?” [traducción mía del guión original]