h1

La pianista y la secretaria

2007/01/02

 Cuando cogí en la biblioteca el libro de Elfriede Jelinek (premio Nobel en 2004) La pianista pensaba que me iba a encontrar con una obra explícitamente feminista y transgresora. La confusión vino por la interpretación de dos conocidas que lo consideran, usando las palabras de Judith Butler, un ejemplo de cómo “el aparato disciplinario fracasa a la hora de reprimir la sexualidad, precisamente porque el aparato mismo es erotizado convirtiéndose en la ocasión de una incitación a la sexualidad y, por tanto, de la anulación de sus propios fines represivos.” (Bulter, Judith, 2001, Mecanismos psíquicos del poder. Madrid, Cátedra)

Y no digo que no, pero… Aunque la novela esté escrita con un estilo muy original e hipnótico y el tema principal que trata sea el micropoder, la historia resulta tan dura que veo a Erika, la protagonista,  más como una víctima del sistema que como un ser con agencia propia.

Tengo este problema de percepción con todas las narraciones sobre s/m. Aunque, muy probablemente, precisamente sea ahí donde radica la esencia del s/m y el motivo por el que La pianista resulta tan inquietante: la ambigüedad de estas relaciones de poder, la imposibilidad de determinar quién domina a quién y la duda constante de si en algún momento “Erika existe”.

En la película Secretary, también protagonizada por una mujer que se busca a sí misma a través del sadomasoquismo (aunque en un tono mucho más ligero que La pianista) nos ofrecen explícitamente una solución: cuando el jefe le pregunta a Lee, la secretaria “¿Por qué te cortas?” él mismo aventura “¿Es acaso que el dolor interior tiene que salir a la superficie y cuando este dolor se hace visible te das cuenta al fin de que existes?” [traducción mía del guión original]

3 comentarios

  1. Hola Gaelx, siento escribir este comentario aquí, pero no sabía dónde… si te gusta la idea de Terrorismo Artístico, tenemos nueva fecha para la siguiente acción. Pásate por terrorismoartistico.tk o mándame un mail y te informo más si quieres.

    Tienes un blog interesante, le echaré una ojeada más tranquilamente.

    Besos.


  2. Si es que no creo yo que haya que buscar víctimas y verdugos… significa simplificar las cosas demasiado, no??
    Saludos y enhorabuena por el blog!!


  3. Gracias, Shenka! Pues sí, te escribiré un mail y ya me cuentas…

    Sí, Taburete, toda la razón. ¿No es todo lo que hacemos una lucha contra la simplificación?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: